13 de octubre de 2008

Maldito!

Repugnante Señor (si es que se le puede llamar así) Ulibarri. Si se demostrasen los hechos por los cuales le han detenido, significaría que es usted es un ser repuganante, despreciable y vomitivo. Espero que pague la pena más alta por lo que ha hecho. Y espero que desaparezca de la vida pública para siempre.

7 comentarios:

Aratz Castro dijo...

Coincido contigo en esa descripción. No obstante, creo que habría que tener cuidado y afirmarlo una vez esté juzgado y condenado.

Un saludo.

Alain Coloma dijo...

Toda la razón. ;)

No tan anónimo dijo...

Lo curioso es que el señor este no está afiliado al PSE, muy curioso. Por lo demás, este tipo de gente tendría que desaparecer de la vida pública y si es hallado culpable de ese delito, pasarse un tiempito en Basauri. No sé si en la cárcel también celebran San Faustos.

Claro que Jesús Egiguren también fue condenado en 1992 por malos tratos y ahi sigue en el machito. Y encima de gurú de los socialistas vascoespañoles. No voy a decir nada del propietario de este blog que en esa época ni siquiera había hecho la comunión, pero ya que estamos me permito hacerle la pregunta: Estimado Alain, ¿qué opina de que un relevante cargo del PSOE vasco fuese condenado por malos tratos a su mujer(compañera en el argot socialista)? Un humilde servidor todavía se acuerda de esos pequeños detalles y si no, siempre se puede tirar de hemeroteca

Alain Coloma dijo...

Estimado no tan anónimo:

En efecto, hice la comunión en el 95, y 10 años después firmé mi renuncia a la misma. Digo ya que ha sacado el tema se lo explico ;)

En segundo lugar, opino que muy mal lo que pasó. Muy muy mal. Ahora, conviene aclarar que no fue condenado por malos tratos sino por agresión. Y es por eso que le explico, lo que el señor Jesus no ha escondido nunca, y por lo que habría que aclarar unos hechos, (muy consciente un servidor, de que se trata de algo muy delicado, y seguro que habrá quien aproveche para malinterpretarme):

1.- Aquel día, golpeó a su mujer al perder los estribos ante los insultos, vejaciones y empujones que su entonces mujer (de Batasuna, nada de compañera), propinándole golpes con las manos y un paraguas que le causaron moratones por periodo de 20 días.

2.- Que su relación era de por sí violenta, y que ambos se enviolentaban con el otro mutuamente (también ella había agredido a él en alguna ocasión. Evidentemente, salvando las distancias físicas).

3.- Y que desde luego, los hechos, a los que no les quito ni un ápice de gravedad, se enmarcaban en la pérdida de papeles como defensa a unas acusaciones hechas con cierta violencia, (al ser acusado de infiel por su mujer, que fue el inicio de la última discusión), y no como tantos maltratadores, por los celos que provoca que le dejen.

Por tanto, cabe señalar, y en eso se basa la sentencia de únicamente 20 días de prisión, que la agresión no es sexista ni machista, sino que es una agresión de una persona (hombre) a otra (mujer).

Que como agresión, no le quito ni un ápice de gravedad y mereció pagar por ello. Que nadie entienda por tanto que estoy excusandole de nada. Pero acusar de maltratador de mujeres a Eguiguren, es sin ninguna duda falso e interesado. Y sobre todo mezclarlo con un caso de agresión sexual, es el colmo de la mala intención.

No tan anónimo dijo...

Entonces, al señor este de Durango, en cuanto cumpla la pena impuesta, si es que se le impone, puede seguir con su acta de concejal del PSE, ¿no? ¿E incluso pedir la admisión y llegar a ser presidente del PSE?

Ya dejando de ser irónicos tu argumentación es irrisoria, particularmente en el tercer punto. No quitas "ni un ápice de gravedad", pero empiezas a enmarcar ese acto de violencia en una serie de atenuantes y condicionantes. ¿Acaso no los habrá en el caso de Durango? Y además lo comparas con los celos de otras parejas. ¿Es "más agresión" una agresión motivada por los celos que la motivada por una discusión?

Creo que te tendrías que leer un poco esos libros de derecho tan gruesos que venden en las librerías. Me haces una comparativa sobre la condena que le impusieron a Egiguren hace más de 20 años. Hoy en día estaría juzgado por otra legislación, por ejemplo, con la LEY ORGÁNICA 1/2004 de violencia de género.

Y para finalizar, fíjate si soy malintencionado que he logrado que saques tu doble vara de medir. Es lo que tiene la militancia en un partido político, los nuestros son puros e inmaculados. Pero dentro de los nuestros siempre hay más puros y más inmaculados. ¿Verdad?

De todas formas, te reconozco valor al responderme, ya que muchos cargos del PSE no dicen esta boca es mía.

PD: ¿Y eso de que Jesús no lo ha escondido nunca? Si hasta está "corregido" de su curriculum de la agencia EFE... Jesús, María eta Joxe!

Alain Coloma dijo...

No, no y no. Ya me está usted malinterpretando. Entiende cuando digo que es diferente una cosa que otra y de ninguna manera admitiría que el PSE readmitiera a este sujeto? Yo entiendo cuando usted me dice, que lo que le interesa es precisamente mezclarlo ;)

No voy a entrar mas en el debate, proimero porque es interesado, y segundo porque la conclusión va acabar derivando en que o bien permito el maltrato (cosa que evidentemente es mentira) o bien se me acusará de tener diferente vara de medir.

No hay tal vara de medir: quiero que este individuo no represente nunca al PSE y pague la mayor pena. Querría lo mismo para cualquier cargo del PSE si hubiera hecho eso, o fuera un maltratador de mujeres. Porque son las dos mayores vejaciones hacia la persona y en concreto hacia l amujer.

Pero llamar maltratador de mujeres a Jesús, pedir la dimisión y acusar al PSE de permitir el maltrato al no echarlo del Partido, es absolutamente injusto y malintencionado, porque lo único que hizo, es el hecho por el que se le pena: una agresión puntual (y la propia sentencia lo indica), que por supuesto tiene esa gravedad, pero ni menos, ni MAS!

Y si, en efecto y por suerte en esta vida, lo atenuante y agravante influye en la diferencia de gravedad entre un hecho similar, en contextos diferentes.

Por tanto, no es lo mismo, de ninguna manera, lo del "señor" Olibarri, que lo de Eguiguren. Y no es lo mismo lo de Eguiguren que lo de la lacra conocida como violencia de género.

Veamos si se me entiende con este ejemplo tonto: llamar imbécil a alguien, me parece mal, sea que se lo llamen a una persona de raza blanca, como negra. Pero será de extremada gravedad y será mentira, que me acusen de racista por haberle llamado imbécil a alguien de raza negra.

Por cierto, la misma sentencia, y para concluir, la misma sentencia indica un hecho que atenriormente he pasado de puntillas. Su mujer, era de Batasuna, y su confrontación de ideologías en un momento en el que ya no existía relación, era la causante (y lo dice la sentencia) de la mayoría de disputas domésticas que ocasionaron el distanciamiento, agresiones mutuas (ninguna tan grave como la última) y el final divorcio. Y esto es lo que explica su relación tan explosiva.

Es decir, la justicia reconoce la gravedad del hecho concreto. Pero también reconoce que las circustancias por las que se produce, hacen ver que es una agresión puntual y no un Maltrato reiterado.

tutto dijo...

Alain, ante palabras necias ...

No tenías que haberle contestado, simple y llanamente.

Perfil

Bilbao, Vizcaya, Spain
Soy Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas y tengo estudios de Periodismo. He hecho teatro amateur 10 años. He grabado algunos cortos. Soy Formador en Comunicación. He sido tertuliano de la SER, Onda Vasca, Telebilbao y ETB. Escribo, leo, veo cine... Como se ve, mi vida tiene bastante que ver con la comunicación. Estoy dispuesto a abrirme al mundo. ¿Está el mundo preparado para recibirme a mi?