16 de agosto de 2016

El debate no es sobre el Burkini es sobre el Islam. Es sobre la libertad y la ausencia de libertad disfrazada de la misma.



Me sorprende, o ya no, no lo se, cómo cíclicamente surge el debate sobre el velo/burka/burkini como si además fuese lo mismo. Y es que, una cosa es el debate del burka (que por cierto no es el mismo que el del velo y ni siquiera que el del burkini), y otra es el de si permitir el baño o no a mujeres con el mal llamado burkini. Porque se trata de eso.

Y es que, voy a empezar por el final, para mí, lo ocurrido en Francia (una pelea por llevar Burkini y prohibición en varios municipios de su uso), es un problema con el Islam, y con la libertad de la mujer, disfrazado paradójicamente de protección de la misma.


¿Qué nos preocupa realmente más, la “falta” de libertad de la mujer para ponerse Burkini, o la demasiada libertad de nuestra sociedad para permitirlo? Porque en base a la respuesta, quizás he de preocuparme de la sociedad en la que vivo.

¿Qué nos preocupa más, la “imposición” de una religión, o que sea una religión que no sentimos como “nuestra”?

¿Que le “afecte” a mujeres, o que, qué casualidad, sean extranjeras de tez morena en la playa, cuya presencia no lo diré en alto pero un poquito si que me molesta?

¿Qué me molesta más, mi poca tolerancia disfrazada de dignidad, o que el burkini sea la única manera de que una mujer concreta disfrute de la playa o la piscina?

¿Es más libre bañarse enseñando más centímetros de piel? ¿es tan raro pensar que quien lleva velo se siente mas cómoda bañandose con burkini y que lejos de abrir el debate, lo que haría sencillamente es no ir a la playa de no tener un recurso diferente para poder hacerlo cómodamente?

Y es que ahí quiero llegar: al margen de opiniones personales y bien construidas de respeto a la mujer respecto a las prendas vinculadas a la religión, que las hay, lo que más me cabrea, es que, quienes están liderando el debate no son precisamente los defensores de la igualdad. Sino, más bien, los defensores del Trumpismo europeo.

Ese que vincula inmigración a violencia, Islam a terrorismo, y todos ellos además viviendo de las ayudas sociales y a la vez quitándonos el trabajo de “los nuestros”. Y no les preguntemos a estos Trumpistas europeos por su opinión sobre la mujer. Pero cuando se junta, mujer e Islam, imagínense que lío.

Y no dejará de sorprenderme, mas en una sociedad en la que hace escasos 20 años, todavía era socialmente obligatorio el luto en la mujer (y otras tantas prendas), porque había que llorar con pena y amargura la muerte de un marido, y ya de paso recordarle a la sociedad que una no era ya igual de completa porque le faltaba el cabeza de familia, pilar básico y sustento, no solo económico sino intelectual del núcleo familiar.

Ha sido la lucha de la igualdad en todos los aspectos de la vida (lucha que todavía tiene que continuar), lo que ha hecho que algunas tradiciones, sin necesidad de prohibirlas (porque estaban vinculadas a tradición/sentimiento), hayan caído en desuso, precisamente porque, la mujer, cada día mas libre y más igual, ha decidido dejar de usarlas.

Como tantas españolas que son musulmanas, “que no están ni en desiertos remotos, ni en montañas lejanas”, que diría aquel (y a veces se nos olvida, por cierto), y deciden llevar el velo e incluso un día, deciden quitárselo, frente a la presión, en ambos casos de su entorno social, fuertemente vinculado a la religión y a la tradición (presión que no nos debiera parecer ajena). Y no dejan ni en un caso ni en el otro de ser más o menos musulmanas. Mejores o peores musulmanas. Ni tampoco más o menos occidentales. Ni mejores o peores occidentales. Ni más o menos españolas, ni mejores ni peores españolas.

Y lejos de juzgarlas, porque al final queriendo defenderlas las presionamos todavía más, yo las APLAUDO y las animo a ser más libres y más iguales sea para una cosa o para la otra.

Mi lucha, siempre será porque la mujer alcance la libertad y la igualdad y sea independiente de cualquier hombre, religión u opresión. Pero mientras la encuentra (o mejor dicho, mientras yo, con la arrogancia característica de occidente con la que me permito creer que, aquella que usa burkini no lo es, creo que la encuentra) lucharé también por liberarla de la propia opresión a la que mi sociedad, más arrogante todavía que yo, la quiere someter, encima disfrazándolo de libertad.

Cuando, en la defensa de la libertad recortamos libertades, se empieza por las de otros (y no nos importa), pero al final nadie queda para defendernos cuando nos quitan las nuestras. Ni siquiera nosotros mismos, porque los ideólogos del disfraz, nos han convencido que lo contrario a la libertad, es el bien mayor de la LIBERTAD en mayúsculas. Y miren, pues no.

27 de junio de 2016

Sobre los olvidos de la izquierda, y su futuro a partir de hoy

La izquierda, olvida con asiduidad varias cosas

1.- Que la agenda y los mass media empresariales los controla la derecha que torpedea constantemente a la izquierda. Creando falsas realidades como "son lo mismo", "el PSOE se hunde", "el cambio solo es posible con otros". Y aupando (porque hemos aupado) a periodistas estrella de pseudoizquierda, que no son sino servidores (y bien cobradores) de ese mismo régimen de intereses (con toda legitimidad, por cierto, que no se me malinterprete). Resultado, 123 diputados en 2015 (que no se olvide), 137 en 2016 para el PP.

2.- Que la derecha existe, no solo como partido sino como conjunto de votantes que sostiene una ideología y un partido. La derecha, siempre estuvo ahí y no podemos permitirnos olvidarlo. Y cada vez que alguien dice “el PSOE no es de izquierdas” lo está olvidando y está contribuyendo por el contrario al fraccionamiento de la izquierda, cuya única consecuencia es el crecimiento de la derecha. En política, dividir 100 en dos, no tiene como resultado 50 y 50. En democracia representativa, dividir 100 en dos, sale con frecuencia 50-35 y 15 para la derecha. 

3.- Que esos ciudadanos de derechas, tienen derecho a serlo (si, se nos olvida con facilidad) y por tanto, aunque no comparta casi nada con ellos, ni son idiotas, ni son retrasados. Son de derechas. Con otros valores, y con otro estómago. Pero si compartimos todos lo fundamental: la sociedad en la que vivimos, y sólo por eso, no puedo olvidarme ni despreciar su existencia.

4.- Apostar por lo nuevo, triturar lo viejo, creernos el sois lo mismo, ya no valeis etc... y jugar al órdago, al "voy con todo lo que tengo" a pesar de tener una oportunidad de cambio, a veces nos hace olvidar que toda decisión, tiene sus consecuencias. Es la ley de la causalidad: toda acción tiene su reacción, causa y efecto. En este caso, la movilización de la derecha. Cuyo único responsable es quien fue a por el órdago sin todas las cartas. 

Por lo tanto, por todo esto que olvidamos con frecuencia pero no deberíamos olvidar, no valen lamentos y “menudo país” “no me lo puedo creer”. Claro que me lo puedo creer, y veníamos avisándolo. El fracaso intelectual de la izquierda, no es perder las elecciones sin comprender por qué, es perderlas cayendo intelectualmente en todos las trampas de la derecha.

Aun así, estas elecciones para mí han demostrado algunas cosas y lo junto a mi opinión sobre el futuro:

1.- El PSOE se ha salvado contra todo y contra todos. Y soy de los que piensa que este país, gobierne el PSOE en esta legislatura o no (cuestión que no será por nosotros, que no vamos a dejar gobernar a Rajoy), se va a salvar precisamente porque ayer se salvó el PSOE, el partido que ha vertebrado todas las grandes cosas que ha hecho este país.

2.- El PSOE sigue siendo la unidad de la izquierda. Sigue siendo la alternativa al PP. Y sigue siendo un partido que anhela ser el de la mayoría de progresistas (abierto al acuerdo y al diálogo con otros) pero porque solo ser mayoría te dispone de capacidad de cambio.

3.- Pedro Sánchez DEBE AGUANTAR y a mi, personalmente me tendrá detrás empujando. Con sus aciertos y sus errores, ha hecho que el PSOE aguante el tipo, junto con mucha gente en los territorios que es igualmente responsable (con sus aciertos y sus errores) de que el PSOE haya aguantado el tipo. Pero como compañeros, estamos para poner en valor los aciertos que nos mantienen como el partido que contra todo y contra todos, sigue siendo la alternativa a la derecha y el principal partido de la oposición, y puede que de gobierno.

Hoy no hay nadie que garantice solo por su mera presencia, capacidad de hacerlo mejor (y os garantizo que ya me gustaría), porque el problema no es de personas (no lo fue con Jose Luís, no lo fue con Alfredo, no lo es con Pedro), es sintomático del PSOE y de la sociedad española, (lo es del PSOE allí donde ha ganado tradicionalmente, y allí donde no ha ganado tradicionalmente pero mantenía muy dignamente el tipo).

Es sintomático en todos los sitios y la única manera de atajar el síntoma, es

a.- que ya va siendo hora de aceptar que el síntoma es COMÚN y afecta a todos por igual.
b.- y segundo, en mi opinión, que tenemos también que aceptar que la solución nos es también común: tirar todos unidos en una misma estrategia que encabeza quien hoy, con sus aciertos y sus errores, es el Secretario General.

Esa a mi me parece la mejor estrategia interna para pasar de un PSOE que mantiene el tipo en todos los sitios, a un PSOE que no sólo es alternativa sino vuelve a tener capacidad de competición directa con el PP.

4.- Y externamente, Pedro Sánchez debe ofrecer una propuesta de cambio. Yo lo haría antes de permitir a Rajoy presentarse por primera vez porque ese respeto, era para la primera ronda de elecciones, ahora España necesita un gobierno cuanto antes y el PSOE tiene la responsabilidad de intentar que no gobierne quien ha traido tanto sufrimiento a la sociedad, que es Mariano Rajoy y por tanto debe intentar firmar un gobierno con las fuerzas del cambio. Y si existe esa mayoría de cambio o no, dependerá de Ciudadanos y de Podemos que serán los responsables de que gobierne Pedro Sánchez, o Mariano Rajoy.

 Es mi posición externa, pero mi línea roja obviamente es no permitir ni por activa ni por pasiva gobernar a Rajoy. Quien está legitimado sí, pero solo coyunturalmente en comparación con las elecciones de diciembre, sin embargo no lo está ni por su caída general desde su mayoría absoluta, ni por la ciudadanía en general, ni por las políticas que ha practicado. 

Si en algo coinciden objetivamente los votantes del PSOE, Podemos e incluso los de Ciudadanos que a pesar de todo, han decidido votar a Ciudadanos sabiendo que podría hacer un pacto a tres, (es decir, que no les ha generado miedo esa posibilidad), es que quieren cambio, y es que no quieren ni a PP ni a Rajoy. Y esa realidad es MAYORÍA. 

La izquierda, ya me gustaría lo contrario, hoy suma menos que ayer, y eso que ayer ya no sumaba. El Plan B, salvo que Ciudadanos y/o Podemos se empeñen, no pasa por Rajoy, pasa por intentar poner en común, lo que nos es común a las fuerzas que en nuestros programas hemos pddido confianza a cambio de ofrecer CAMBIO. Y entre tres, vaya si se puede hacer un gobierno fuerte, si se basa en programa acordado y negociado, y lealtad de gobierno. Pero eso solo será posible con diálogo con humildad, capacidad de dejar pelos en la gatera, cero apriorismos y visión misión de terminar con éxito, no empezar pensando en su fracaso.

5.- Y termino ya, pase lo que pase, España tiene que comenzar a andar YA. Y eso implica que todos deberían mostrar cuanto antes sus cartas sobre la mesa y decidir si quieren que gobierne Rajoy o quieren que gobierne Sánchez.

El PSOE quiere que gobierne Sánchez.

18 de mayo de 2016

¿Qué quiere Podemos que sea España?



Ayer se reunieron las cúpulas de EAJ-PNV y Podemos Euskadi. Y no os puedo negar, que cuando veo esa cara, de “pillo malo”, sonrisa de Daniel el travieso incluida, del ex director de la radio televisión vasca y ahora presidente del principal partido del país… (siempre lo presento así para que veáis el país en el que vivo) uno tiene el convencimiento de que Podemos Euskadi les dio una peligrosa alegría.

Bien, Podemos Euskadi decidirá sobre su estrategia, Y ya habrá tiempo de hablar de ellos.

Pero yo hoy me pregunto ¿qué quiere Podemos que sea España?. La Podemos estatal. Porque empiezo a creer, que una cosa es que tus federaciones de territorios de nacionalidad tengan autonomía en el discurso, y otra es que el exceso de autonomía en el discurso, convierta el proyecto de Podemos, en incompatible para si mismo y para España.

No se puede ser el todo y la nada, lo mismo y lo contrario, la noche y el día, bajo el paraguas de “lo que diga la gente”. Ya, pero ¿y cuando la gente dice cosas diferentes? ¿Y cuando la gente es de sitios diferentes? En política ante esto, se tiene SIEMPRE dos actitudes: la de hacer política para unir, tender puentes, o la de hacer política para desunir y levantar muros. ¿Dónde quiere estar Podemos?

Nosotros (el PSOE) somos un partido que sentimos España de maneras diferentes, faltaría más, probablemente porque somos el partido que más nos parecemos a ella, pero que nos respetamos los unos a los otros.

Pero respeto, no entendido como la anarquía de “ofrece lo que quieras en cada sitio, aunque sea incompatible”, sino, dialoga, convence, argumenta, pacta, y ofrece a todos los españoles y españolas un acuerdo para seguir conviviendo, tendiendo puentes, construyendo un proyecto y una sociedad común.

  • ¿Qué ofrece Podemos, ruptura o seguir viviendo juntos? Porque no lo se.
  • ¿Qué ofrece Podemos, tender puentes, o construir muros? Porque no lo se.
  • ¿Qué ofrece Podemos, un país o 17? ¿Autonomía o anarquía? ¿unionismo o federalismo? ¿realismo o arcadia feliz? ¿algo claro, o la nada?

Yo se lo que ofrece el PSOE: Ofrece una reforma constitucional, con una base filosófica que hunde sus raíces en su documento de Granada, para que entre todas y todos, vivamos mejor, se reconozcan mejor nuestras especificidades, nuestras identidades, pero en el que ninguna de ellas se construya sobre la otra o enfrentada a las demás. Con espacios para el entendimiento, pero también para la disputa y solución de disputas. Entre otras cosas.

Pero es el mismo proyecto para todo el conjunto. No 17 proyectos para ver qué paella sale. Sino un proyecto, para que 17 sea igual que uno.  

Es el camino difícil. Porque supone argumentar día si y día también en cada lugar diferente, que es la mejor opción. Pero es el camino más realista. Porque pensar que la anarquía competencial funcionaría en un sistema político, es como quien piensa que el inmovilismo funciona también a largo plazo y no genera problemas.

Pues el inmovilismo nos ha traído aquí ¿creéis de verdad que la solución es su contrario?

13 de mayo de 2016

Érase una vez una historia inventada. O cómo tirar en la realidad un mito progresista de proyección internacional.

Os voy a contar una historia:

Érase una vez un país muy grande, que hablaba portugués, muy maltratado por el capital, en un continente cuya historia había dividido a los países en régimenes fascistas en el pasado, y populistas de izquierda radical en el presente.

En este país, un líder sindical no radical, logra ganar a la tercera intentona unas elecciones, y pone a su país en su mejor momento, con una gran política económica, una gran política social, una gran política educativa, como hasta entonces no se había hecho nunca. Lo cual, trae muchos problemas con el capital y con las mafias criminales, pero no con la sociedad que ve cómo mejora sus condiciones de vida.

Este presidente, dejó de serlo con una aceptación brutal. Cuando lo dejó, recomendó una sucesora. Esa sucesora, contra todo un aparato mediático capitalista, logra ganar para continuar el proyecto. Y continúa con sus políticas.

Esa sucesora, una persona de la calle, víctima de la violencia de Estado, hecha a sí misma, sufre una oposición brutal desde el principio, y una lucha mediática contra ella muy fuerte.

Contra todo pronóstico, la sucesora, gana las siguientes elecciones, para sorpresa incluso de la prensa internacional.

Casualmente, al poco de las segundas elecciones, toda la prensa internacional, nos contaba como si fuese responsabilidad de ella, unas macromanifestaciones contra la política reformista del gobierno. Casualmente digo, porque nos vendían como "el pueblo contra ella" cuando acababa de ganar unas elecciones. La derecha, por supuesto, no tenía nada que ver, era el pueblo. Ya.

Posteriormente, o al mismo tiempo, el predecesor, usando su poder mediático, anuncia que va a intentar refundar el socialismo internacional. No cambiar la IIª internacional que, por cierto, no vale para nada porque está circunscrita a los partidos de gobierno socialistas y no a la mejora del sistema internacional de corte progresista por y para los trabajadores del mundo, que es por lo que nació la internacional.

Hostias, un movimiento de trabajadores del mundo, pensado para luchar juntos no contra el mercado globalizado, sino para que podamos negociar con ellos en igualdad de condiciones y no nos engañe el mercado globalizado. Menudo peligro.

Poco tiempo después, surge los primeros casos de posible corrupción de una persona de gran proyección internacional. Había que tirar al mito. No vaya a ser que...

Al mismo tiempo, el caso de corrupción afectaba supuestamente a todo un gobierno de la sucesora. Incluida ella. El legislativo, a pesar de estar fuertemente corrompido, le entró una moralina sin parangón y, decenas de imputados por otros casos, votaron un impeachment.

Por ahora, fin de la historia. El proyecto, tanto el de la nación concreta como el internacional, queda parado sine die. La imagen de los héroes, manchada como si fuesen los villanos.

El público internacional, en un contexto de crisis y corrupción generalizada, ni recuerda la historia, ni tiene piedad con las sospechas.

Y ahora mis preguntas son:

Si hago un guión y lo registro, ¿me acusarán de plagio con la realidad? ¿me acusarán de exceso de imaginación? ¿o podré decir, que es una historia basada en hechos reales?

15 de abril de 2016

“El PSE-EE está nostálgico de ETA”.

Si no fuese porque ya poco me sorprende de la política, esta afirmación, vertida por un Juntero de Álava de PODEMOS, me sorprendería.

Todo porque en Juntas Generales de Álava, se debatía una moción socialista para CONDENAR los graves destrozos realizados durante una manifestación de estudiantes contra la LOMCE, organizada (sin consenso sindical) por el sindicato Ikasle Abertzaleak.

Condenar los destrozos y quienes los cometieron. Ni la movilización y sus razones, ni al estudiantado.

Y PODEMOS SE NEGÓ A CONDENAR LA VIOLENCIA, e incluso llegó a justificar la misma, que incluyó destrozos, pegar a una profesora, amenazar a estudiantes que querían dar clase, porque supuestamente no hay una participación real en la universidad. Que rechazar si y con matices, pero que condenar no.

Y esto viene a colación a las últimas declaraciones de dirigentes de Podemos, incluida su nueva Secretaria General en Euskadi sobre el "conflicto vasco", el "todas las violencias", el equiparar, el, en definitiva, usar un lenguaje nítidamente abertzale. Y este tema me tiene harto. Y es que ya vale de ser MELIFLUO y BIENQUEDISTA.
  1. PRIMERO porque aquí el único conflicto de convivencia que ha existido ha sido ETA y el miedo y amenazas a su alrededor. Porque conflictos institucionales con España los tiene Aragón por el agua, los tiene Cuenca por lo que sea, y los tiene Euskadi faltaría mas. De convivencia, solo ETA.
  2. SEGUNDO porque el uso de la violencia, que nos retrotrae a tiempos pasados, no se justifica en ningún caso sea por el tema que sea, mientras tengamos instituciones para provocar cambios.
Entonces que venga un partido, que además está rechazando provocar un cambio político de quienes crearon la LOMCE, para colocarse por electoralismo puro en la posición con falta de ética....
Que venga un partido nuevo, que durante los años de plomo no le apeteció organizarse y dar la cara, a usar lenguaje y formas viejísimas y a colocarse en el radicalismo sólo por pescar en un caladero de votos a medio plazo...
Y que le vengan a un partido, al que más años tiene de Euskadi. Al que ha vivido todas las represiones posibles habidas y por haber, a escupirle en la cara con algo tan sensible, pues no solo corresponde denunciarlo, sino recordar con mucho orgullo, aunque con enorme tristeza personal, QUE LOS SOCIALISTAS VASCOS HEMOS DEMOSTRADO SIEMPRE, INCLUSO CON SANGRE, NUESTRO COMPROMISO CON LAS LIBERTADES Y CONTRA EL TERRORISMO, para que ahora venga nadie a ponerlo en duda...
Pues es lo más indigno que he visto yo hace mucho tiempo en la política, sólo equiparable a aquel (¿recuerdan?) "ustedes traicionan a los muertos", pero al revés.

Yo aspiro a que en Euskadi se construya un futuro con valores, y para eso hace falta memoria de lo ocurrido. ¿De todo lo ocurrido? Si. Claro, de todo. Pero la memoria, que es lo contrario del olvido se tiene para algo, no para dormir bien, sino para mirarnos al espejo y no apartar la vista. Para firmar cuando todo va bien, pero para cumplir lo firmado cuando hay que mojarse porque pasan cosas.

Se tiene que tener memoria y construir una sociedad de valores, especialmente, para que todos los que vengan después tengamos claro, que violencia y política son radicalmente incompatibles.

Y si no lo tenemos claro: primero no estaremos ayudando a los que siempre han estado en esa posición, salgan de ella. Y segundo, los nuevos demostrarán que no han entendido nada, y estaremos dejando la puerta abierta a que cualquiera, de la ideología que sea, reivindique con violencia cualquier cuestión.

Y esa si que no es la Euskadi en la que creo.

Perfil

Bilbao, Vizcaya, Spain
Soy Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas y tengo estudios de Periodismo. He hecho teatro amateur 10 años. He grabado algunos cortos. Soy Formador en Comunicación. He sido tertuliano de la SER, Onda Vasca, Telebilbao y ETB. Escribo, leo, veo cine... Como se ve, mi vida tiene bastante que ver con la comunicación. Estoy dispuesto a abrirme al mundo. ¿Está el mundo preparado para recibirme a mi?