Loading...

Jose Luís Bilbao no es el problema, a pesar de ser un problema. Una propuesta de cambio.

17 de junio de 2015

Que Jose Luís Bilbao sea miembro del Tribunal de Cuentas es una muestra más de las cosas que hay que cambiar en política.

No se trata de que Jose Luís Bilbao sea uno de los peores personajes que me encontrado en política a nivel personal: mal educado, ambicioso, soberbio, además de ideológicamente profundamente de derechas, y de lo peor que ha dado el nacionalismo.

Se trata de que quien ha ostentado un cargo de responsabilidad en el gobierno de una Diputación o en el Gobierno Vasco, independientemente de si es buena o mala persona, no debiera, al menos en diez años, ser miembro de un Tribunal como el de Cuentas. Ya que encima sea su exPresidente, pues clama el cielo.

¿Cómo puede hacer informes sobre su propia gestión? ¿Cómo lo puede hacer una persona sobre la que especialmente existen dudas de su gestión?

No se trata tampoco de demonizar la política. A mi me cuesta creer que los miembros del Tribunal, por oposición fuesen mejores. Podrían aprobar la oposición miembros proclives a un gobierno o contrarios y corromper el sistema igualmente. El espíritu de que elijan los partidos, trata de que el conjunto de dependientes se vigilen entre sí, creando una independencia. Pero lo cierto, es que los órganos que controlan otras instituciones, han perdido también legitimidad social, fruto entre otras, de las personas que eligen los partidos.

No podemos permitir estar al arbitrio de si los partidos eligen bien o no. Si después de 30 años de democracia, el equilibrio ha supuesto la sensación de "conchaveo", algo habrá que cambiar en la forma de elección para

1.- Garantizar unas mejores instituciones, especialmente aquellas que controlan otras instituciones
2.- Re-dignificar las instituciones y su legitimidad que, en democracia, debe emanar de la soberanía popular.

¿Cómo volver a dignificar las instituciones que deben controlar a otras instituciones con independencia y a su vez garantizar que no sea una falsa independencia de personas que tienen ideología a pesar de que no ser elegidos por un partido?

Una propuesta:

Lo primero poner una larga lista de incompatibilidades. Entre las que destacan, no haber sido en los últimos 10 años miembro de ningún gobierno de Diputaciones o Gobierno Vasco.

Lo segundo poner una larga lista, para cada institución, de curriculum necesario.

Lo tercero, cambiar el sistema de elección para hacer un equilibrio entre la voluntad popular, la independencia, y el conjunto de dependencias que se vigilan entre si:

a.- Los Grupos Parlamentarios con representación en el Parlamento Vasco tendrán derecho a un miembro en el Tribunal de Cuentas (dependencia vigilada). El total de miembros del tribunal deberá ser el triple de grupos parlamentarios.

b.- Los Partidos Políticos con representación en el Parlamento podrán proponer (por ejemplo) seis miembros más cada uno para ser candidatos.

c.- Cualquier ciudadano/a con ciertos estudios que tengan que ver con la institución en la que quieren ser elegidos, podrá solicitar participar como independiente.

d.- Todos/as los candidatos/as pasarán por una Comisión Parlamentaria en el que se someterán a preguntas de los parlamentarios sobre su curriculum e idoneidad y defenderán individualmente su candidatura. 

e.- Se someterán a votación ciudadana en listas abiertas, de tal manera, que la ciudadanía tendrá derecho a elegir si el Tribunal es de mayoría de un partido gobernante, si es de mayoría de independientes, o de si es de mayoría de un partido no gobernante, de tal manera que se corresponsabilizará de la decisión.

f.- Ningún partido o los independientes podrán tener la mayoría del órgano.

g.- El mandato será para seis años (legislatura y media)

Aplíquese este sistema o parecidos, a cualquier institución de control de otras instituciones. Es una idea, y se me acaba de ocurrir. Matizable, salvo la D y la F, que me parecen básicas para las nuevas instituciones.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

No quiero melancolía de un pasado mejor, quiero optimismo con un futuro que nos equipare a un gran pasado.

12 de junio de 2015


El equipo de los necesarios/as que conseguiremos gobernar el país y cambiarlo

1 de junio de 2015

Hacer un análisis pormenorizado de la situación del PSOE después de las Elecciones, es cierto que indica que hay aspectos preocupantes y a tener en cuenta a la hora de continuar desarrollando nuestra estrategia que nos tiene que llevar a la presidencia del gobierno para cambiar España.
Y probablemente razón tengan aquellos que se han centrado en esos aspectos negativos (salvo los de la audacia de la desesperanza, que profesionalizan el "todo lo que no hago yo, está mal). Pero un análisis realista (que confío en que se hará) debe incluir también las certezas positivas en las que a mi me apetece centrarme:

  1. La primera, que lo importante es el AHORA y cómo enfrentamos ese ahora. Da igual cómo hemos llegado hasta aquí, el caso es que aquí estamos en lo bueno y en lo malo. Enfrentémonos lo primero a esa realidad.
  2. La segunda, que estamos en disposición de decir clara y nítidamente, que somos la alternativa de la izquierda. Y digo yo que eso será bueno, viniendo de las expectativas (anhelos) de convertirnos en PASOK de las que veníamos.
  3. La tercera, que hay que aceptar la nueva realidad: que no es el fin del mal llamado bipartidismo, pero es cierto que los dos partidos grandes ya no son tan grandes y hay dos partidos de espacio político tradicionalmente pequeño, que ahora son medianos. Aceptar esa realidad es fundamental para un análisis preestratégico.
  4. Que la derecha está ahí aun cuando cae. Por lo tanto, en las próximas elecciones o se vota partido socialista o gobernará el Partido Popular. Ese es el mensaje, porque esa es la realidad.
  5. Que si se hace oposición, si se está unido, si además de la actividad legislativa se mueve el músculo del partido en eso que hemos llamado kilómetros de socialismo, se recupera credibilidad, utilidad, confianza y por tanto, aun en el peor momento de fragmentación de la izquierda, se vuelve a ser el partido mayoritario de ella.
  6. Lo sexto que la paciencia en los periodos de crisis, es importante antes de aventurar si una estrategia va a dar resultados o no.
  7. Lo séptimo, que la generosidad es un bien preciado. Generosidad con el proyecto común y con quien hemos elegido para que marque esa estrategia.
Aceptar estas certezas, supone un necesario CAMBIO DE MENTALIDAD que nos lleve a:

  1. Aceptar el nuevo universo, que no se si todo el mundo lo ha aceptado.
  2. Aceptar que nuestro partido no es nuestro. No es de la militancia y mucho menos de sus cargos orgánicos o públicos. Es de la gente que decimos representar. De la gente que no tiene voz para que tenga voz. Es de la gente que no tiene nada para posibilitarle a través de la política y de nuestra herramienta que es el Partido Socialista, que pueda optar en igualdad de condiciones a poder conseguirlo absolutamente todo.
  3. A aceptar que no hay imprescindibles, lo que hay es el EQUIPO DE LOS NECESARIOS que quieran aportar a lo común con generosidad, con comprensión del tiempo que vivimos, con paciencia, con lealtad al proyecto común.
Hay cientos de miles de compañeros y compañeras, de simpatizantes progresistas que están dispuestos a arrimar el hombro para que este Partido se convierta en lo que nunca debió de dejar de ser: una herramienta que convierte la utopía en realidad.
Hay que saber gestionar este tiempo con inteligencia, pero sobre todo con la confianza en quienes gestionan este tiempo.

Pablo el abertzale

21 de mayo de 2015

Dijo Pablo Iglesias ayer tres cosas que no deberían pasar inadvertidas, porque demuestran o un profundo desconocimiento de Estado, o una indiferencia a lo que ha costado mantener algunas posiciones, o simplemente una estrategia clara de acercamiento a votantes de la Izquierda Abertzale, cuestión que no debería pasar inadvertida para quienes no comparten nada con dicha ideología. 

1.- Hay que gestionar de manera diferente la situación de los presos de ETA como una vía para que la sociedad vasca deje atrás las heridas de la violencia. 

2.- Soy partidario del derecho a decidir y en particular defiendo el derecho de autodeterminación. 

3.- Entiende que deban tener Euskadi y Cataluña selecciones propias.

1.- Sobre el primero de los puntos, yo defiendo que hay que cambiar la política penitenciaria para adecuarla a la normalidad y que finalicen las medidas excepcionales que en otra época fueron necesarias. Esto ha defendido Juventudes Socialistas, el PSE-EE y hasta el lehendakari socialista. Pero en ningún caso esto debería hacerse para "cerrar heridas", como si la normalización, la convivencia, la paz, dependiese de dos bandos, y esto "ayudase" a uno, y en situación de igualdad, el otro bando, lo normal es que lo "asuma" por la paz y la convivencia. El acercamiento de presos debe hacerse porque la excepcionalidad que le dio sentido ya no existe y esos presos deben volver a su lugar cercano de residencia en situación de normalidad. Punto. 

Pero ante la frase, se me ocurren algunas preguntas que todo español/a debería saber: ¿Qué es violencia para Pablo Iglesias, respecto a lo ocurrido en Euskadi? ¿Cree que ha habido violencia como consecuencia de un conflicto político? ¿Cree que hay conflicto político en Euskadi, y si lo cree, cómo lo define? ¿cree que hay dos bandos? ¿equipara, al margen de sus derechos, victimas con victimarios?

2.- ¿Derecho a decidir qué? La democracia es una separación de poderes, no solo entre los tres estamentos de un Estado (legislativo, ejecutivo, judicial), sino entre las diferentes administraciones que se reparten la capacidad de decisión en forma de competencias. Es decir, toda democracia, reparte el quién decide, el qué decide y el cómo decide. Se pone unas normas de juego, y esas normas se pueden cambiar siguiendo las normas. Hay derecho a decidir de cada administración. Los nacionalistas, piden para sus territorios mayor capacidad de soberanía competencial que la que tiene España para si misma. O lo que es lo mismo: es una estrategia política que permite su superviviencia más allá de lo real, lo racional y lo posible: son los primeros populistas porque construyen arcadias felices en la sociedad que ni hasta los gurús de estas ideologías saben que son posibles. 

Si se refiere al derecho de autodeterminación: tal derecho no existe reconocido internacionalmente en España, ni para Euskadi ni para Cataluña. Es decir, los anhelos independentistas son legítimos, pero no se puede aplicar para ellos el derecho de autodeterminación. Hay quien quiere independizarse y es legítimo, pero quiere hacerlo porque quiere hacerlo: no porque un pueblo haya sufrido una represión, una ocupación, no haya tenido instituciones democráticas que le representen.... etc que son los requisitos para poder acogerte a tal derecho. 

Una ley de claridad o un referéndum pactado con el Estado es posible. Tengo alguna duda más sobre que sea deseable (pues la responsabilidad de todo gobernante es evitar tensiones territoriales derivadas de tal presión a la que sometes a tu ciudadanía, además de que un referendum no es per se más democrático que unas elecciones puesto que un referendum no recoge matices). En cualquier caso, esto no tiene nada que ver con el derecho a decidir ni con el derecho de autodeterminación. Se parece en que se pregunta, pero hay dos diferencias que lo hacen abismal: que se pacta según las normas, y sobre todo que se es claro en los procedimientos y en las consecuencias. No se promete el cielo, ni las arcadias felices de toda decisión. 

Se me ocurren otras preguntas: ¿su modelo de derecho a decidir es el modelo nacionalista que se refiere a conseguir la independencia? ¿cree de verdad que el derecho de autodeterminación se puede aplicar para Euskadi y Cataluña? ¿cree que Euskadi y Cataluña han sufrido opresión como pueblos? ¿han sido ocupadas ilegalmente? 

3.- Y sobre las selecciones, nuevamente estas posibilidades sólo son posibles en el mundo para colonias, ex colonias, o excepcionalmente con Reino Unido por razones históricas propias. Decirlo, es simplemente querer ser simpático con una ideología muy determinada. Que tomen nota otros. 

"Si nosotros gobernamos habrá muchos menos vascos y catalanes que quieran irse de España". Ah, si, se trata de eso. De gobernar, cueste lo que cueste. El fin, justifica los medios. 

Me alegra no ser lo mismo, Mariano

13 de mayo de 2015

Dice Mariano Rajoy, usando una frase que los socialistas llevamos años usando, que "no somos lo mismo", y que los españoles "no pueden dejar que gobernemos quienes estuvimos a punto de quebrar España". 


Siempre me ha asombrado la capacidad que tiene la derecha, que representa a la minoría poderosa, a la que no quiere que nada cambie, a la que vive bien en su zona de confort y necesita que no cambie el status quo social de desigualdad, para hacerse a través de la demagogia, la exacerbación, el engaño, el victimismo, en un partido de masas capaz de disputar la hegemonía al partido de la consecución de derechos y bienestar, de la igualdad de oportunidades, que no deja a nadie atrás y que defiende y representa a quienes le votan y a quienes no le votan, a esa mayoría social del 90% de la sociedad a quien influyen positivamente sus políticas, como es el Partido Socialista.  

Por si esto fuera poco, en un momento de bajón electoral, han sido capaces a través de sus medios de comunicación de dividir a la izquierda, y lo que en otro momento de la historia sería una clara victoria del PSOE frente a un PP incapaz de demostrar que sólo lleva dentro ideología neoliberal que incide en la baja calidad de derechos de las personas, esta victoria, que llegará, va a costar más. Y si cuesta más y nos da instituciones fracturadas, eso (y lo estamos viendo en Andalucía) sólo incidirá en la dificultad para llegar a acuerdos y por tanto, beneficiará, aunque haya mayorías de progreso, a quienes no quieren que nada cambie y viven en su zona de confort fruto de la desigualdad. 

Es decir, esa derecha que creó las condiciones de la crisis económica, la burbuja de la construcción en España, los mercados descontrolados a la acción política en Europa, se atreve a decir que quebramos España, porque claro, en el universo de la demagogia y la mentira, aprovechan una realidad: que estuvimos en el Gobierno, para hacernos creer que fue acción nuestra esa crisis económica. 

Y es verdad que cometimos errores, que un gobierno socialista no adelantó las elecciones y cambió la constitución sin respaldo social. Pero lo cierto es que ese gobierno, aun con sus errores, mantuvo el país a flote en la peor crisis vivida, que mantuvo los derechos y las libertades, que evitó el rescate y sobre todo que en efecto, demostró aun en crisis y antes de la crisis, que no somos lo mismo.

Y es que me alegro mucho de no ser, como dice Rajoy, lo mismo. Me alegro de no ser lo mismo que quien privatiza o simplemente quita derechos, de quien los implanta, me alegro de no ser lo mismo que quien ataca a la mujer, que quien la defiende, me alegra no ser lo mismo que quien defiende los intereses de una minoría poderosa, a quien defiende y gobierna para el conjunto de las minorías no poderosas del país, que conforman esa gran mayoría social. Me alegra de militar en la herramienta política que tiene 136 años de historia y que nos ha enseñado a tener la suficiente humildad para reconocer errores, pero a su vez tiene la valentía de enfrentarse a los poderosos y decirle a la cara a la gente: este es el Partido que te va a defender, el Partido Socialista. 

Eso queremos hacer en esta época política, como en todas las épocas políticas en los que el PSOE ha estado en el gobierno. Gobernar para la mayoría

Bloggosfera

Si quieres que tu blog aparezca linkeado en La Tertulia, deja tu petición en un comentario, junto con la dirección y la bloggosfera a la que perteneces. ¡Ya hay 200 blogs en La Tertulia!

Perfil

Mi foto
Bilbao, Vizcaya, Spain
Soy Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas y tengo estudios de Periodismo. He hecho teatro amateur 10 años. He grabado algunos cortos. Soy Formador en Comunicación Política y Electoral. He sido tertuliano de la SER, Onda Vasca, Telebilbao y ETB. He sido Secretario General de JS Bilbao. He trabajado en el gabinete de prensa del PSE-EE y actualmente soy Secretario General de JSE-Egaz. Escribo, leo, veo cine... Como se ve, mi vida tiene bastante que ver con la comunicación. Estoy dispuesto a abrirme al mundo. ¿Está el mundo preparado para recibirme a mi?

Youtube PSE-EE

Loading...

Youtube PSOE

Loading...

Youtube Alainkov

Loading...
 
La Tertulia - Templates para novo blogger