Loading...

De Utoya a Suruç: la democracia gana, la violencia pierde

21 de julio de 2015

Mañana se cumplen cuatro años de la matanza de Utoya. Ayer, otro intolerante decidió segar la vida de otros jóvenes cuyo único delito era ser de izquierdas, socialistas y expresarlo políticamente. 



Da igual cualquier parte del mundo, da igual Utoya, da igual Suruç, da igual Palestina, Sahara, Euskadi, Navarra, da igual incluso que sean socialistas: En cualquier parte del mundo, la libertad es un bien que no estamos dispuestos a negociar. 

La libertad para pensar diferente, para querer expresarlo, para luchar por un mundo mejor cada uno con nuestras ideas (especialmente si son jóvenes en este mundo desideologizado, individualista), es un bien que debemos proteger. 

Lo ocurrido en Suruc y el recuerdo de otras puñaladas a la libertad, (niñas de Boko Haram, charlie hebdo, y otros tantos crímenes terroristas), deben juntarnos, especialmente a los jóvenes para decirles alto y claro: 
  1. Que los defensores de la libertad somos muchos más
  2. Que a pesar de la rabia, indignación e incredulidad porque alguien pueda matar por pensar diferente, no nos hace sino coger más fuerza para defender la paz, la libertad y la convivencia entre diferentes. 
  3. Que sus crímenes no sirven sino para reafirmarnos en nuestra creencia en la democracia. Sirven para seguir teniendo claro que violencia y política son radicalmente incompatibles. 
  4. Que sus crímenes nos enseñan a levantarnos y unirnos contra la intolerancia, allí donde exista, en cualquier parte del mundo. 

Lo que todo terrorista y fascista consigue con la violencia, es hacer que la democracia gane, y sus ideas pierdan. Y esto también ocurrió en Suruç, como mejor homenaje, a los y las socialistas jóvenes asesinados/as. 

Frente a la arcadia feliz de Artur Más, abrir la constitución sin apriorismos. No por Mas, sino porque es necesario.

20 de julio de 2015

"No subirse a este tren, llevará a Cataluña a una víamuerta" dice Artur Mas sin pestañear. El hombre que ha roto Cataluña. El hombre que ha roto su partido, a la sociedad, que es incapaz de solucionar problemas sociales y que es el urdidor de los problemas de convivencia que hoy existen en toda sociedad a la que se le ofrece un salto al vacío, nos dice, en el fondo, que su capacidad política es un fracaso, porque no podría generar bienestar en Cataluña si no es la Cataluña que él quiere, como él la quiere, y cuando él la quiere. Como si cualquier persona o sociedad en el mundo pudiese construir y vivir en una arcadia feliz en la que todos sus miembros estuviesen al 120% en aquel sitio tal y como lo imaginó el mejor de sus sueños.

Porque claro, Más obvia (además del debate económico de qué sería de Cataluña independiente), que la Cataluña que él quiere, la quiere con más competencias que las que España tiene para sí misma, y me supongo también que la querrá con un saco de oro sin fondo y grifo abierto sin fin por parte de acreedores, porque total, “no dejarnos gastar la deuda que nos de la gana, llevará a Cataluña a una vía Muerta”, “no meternos en la UE como Estado independiente, llevará a Cataluña a una vía muerta”, “no dejarme meter gol en el patio del colegio, llevará a Cataluña a una vía muerta, y como es mi pelota, me la llevo”.  Me explico, ¿no?

Se me ocurren unas cuantas reflexiones :

1.- Mientras algunos/as estamos a preocuparnos por la ciudadanía, en cada propuesta política hablamos de empleo, de vivienda, de derechos sociales, otros están a ocultar su programa bajo el paraguas de “lo más importante” que es si somos o no somos independientes.

No, lo más importante, en cualquier parte del mundo, es tener una sociedad de progreso y bienestar. Y eso, no lo posibilita per se, ni una unión de Estados, ni una nación independiente, ni un Estado federal, centralizado o descentralizado. Lo posibilita una democracia que articula políticas de bienestar. Y esa posibilidad existe en Cataluña incluso sin cambiar una coma de su Estatuto. Existe en España incluso sin cambiar una coma de la constitución. Lo que no implica que no sea necesario renovar los pactos de entendimiento. Que lo es.

El problema es que mientras algunos estamos a hacer política, los/as catalanes fruto del ego divinizador de un líder obsesionado con pasar a la historia por mártir ante su lucha heroica por conseguir la imposible arcadia feliz, tendrán una lista que solo hablará de independencia. Pero ¿qué pasará el día después del 27-S cuando se conforme el Parlamento? ¿Quién defenderá las políticas progresistas? No será esa lista, esa lista se partirá en tres-cuatro desde el primer día. Es un debate viciado de inicio.

2.- Mientras algunos, no tenemos miedo al debate “qué es mejor para Cataluña”, algún líder cobarde, además de meternos en un pozo sin fondo, elige la política del miedo con el argumento más absurdo: “si perdemos morimos”. Y, aun siendo mentira, ¿no es fracaso suyo y sólo suyo, no poder gobernar Cataluña? Si cree que no puede gobernar Cataluña, ¡déjeselo a otro!

Algunos, por otra parte, creen que si Cataluña fuese independiente, al menos ganarían que quienes no lo somos nos callaríamos. Obviando que al día siguiente de una Cataluña independiente, seguiría habiendo un socialista defendiendo un mundo más justo, mas igualitario, más solidario, más libre TAMBIÉN en Cataluña.

3.- Mientras el mundo cambia, la Unión Europea se hunde porque atenta contra sus propios principios de solidaridad y… unión, valga la redundancia, algunos están a localismos. Ahora mismo están en juego cosas más importantes como ese espíritu romántico del Estado-Nación. Es más, está en juego precisamente que el Estado-Nación es lo que nos separa, lo que hace que las élites económicas sin alma separen a la mayoría social y ellos puedan campar a sus anchas.

En Cataluña está en juego también un mundo donde la mayoría social sea aquella que sufre por sacar adelante su vida dando igual de donde sea, o si lo importante son las mayorías sociales de cada lugar, enfrentadas las unas con las otras por una élite política y económica que lo que en el fondo quiere ser que nunca haya una mayoría internacional.

4.- Mientras algunos siguen a lo suyo, los y las socialistas nos reafirmamos en que España debe cambiar la Constitución, para varias cosas:

a.- Lo primero para dar cobertura constitucional a derechos ciudadanos. Que se olvida, no deja de ser lo más importante.

b.- Lo segundo para articularnos mejor, y ahí nuestra apuesta de un Federalismo que distribuya mejor competencias, que haga que las partes se corresponsabilicen del todo para sentirse más integradas, que no haya duplicidades, que los estamentos del Estado funcionen mejor, que haya más transparencia, que las nuevas generaciones relegitimen el pacto constitucional…

c.- Lo tercero, si, para dar encaje a las diferentes maneras de sentir España, pero esa parte habrá que resolverla negociando una nueva Constitución.

Esto es responsabilidad. Abramos el debate, acometamos una reforma constitucional desde lo más importante (que es la ciudadanía), pasando por todo lo que quiera debatirse, pero sin apriorismos, sin políticas cobardes del miedo.

No es cuestión de que podamos convivir. Es que debemos convivir. Debemos re-prestigiar el sistema democrático, el pacto que nos une como conjunto de sociedades que hacen una sociedad heterogénea, particular, que ha conseguido grandes éxitos democráticos, de progreso, de libertad, de igualdad, de bienestar.

Que hay que abrir un tomo nuevo de este proyecto de convivencia. Que hay que empezar a escribir un futuro nuevo. Pero sin empezar de cero, releyendo el tomo anterior. Reconociendo errores, fallos del sistema, pero sin olvidar ni un solo día, los éxitos conseguidos.


Quienes nos quieren hacer olvidar los éxitos de un pasado en común, no se diferencian de aquellos radicales que destruyen los budas de arena, las bibliotecas de oriente, que no quieren que existan referentes para que el futuro sólo lo puedan escribir desde su palacio de marfil. 

Mayday Mayday Houston we've got a problem

9 de julio de 2015

Y si tenemos un problema, lo lógico es intentar corregir previo a la catástrofe. ¿No? Bueno, en la teoría empresarial, desde luego. Pero claro, dependiendo el horizonte posible respecto al deseado, las medidas deberán ser más drásticas o menos.
No es lo mismo unas medidas que tiene que tomar una empresa líder de mercado con un horizonte de perder el liderazgo, que las medidas de un segundo en el mercado los últimos 8 años, que parece encima que va a perder incluso la tercera posición, igual que no es lo mismo que una empresa independientemente de su liderazgo tenga un horizonte de desaparición por malas estrategias reiteradas. A cada horizonte, y en función del "de dónde venimos" se aplican unos cambios u otros.
Y lo que ocurre, es que el PP no se arrepiente de haber hecho una legislatura con dos años enteros de recortes, y otros dos años casi enteros de leyes ideológicas. No, el PP cambia el logo e intenta aparentar cambio en sus políticas: porque asume que va a perder, sin tener en cuenta si la gravedad de su horizonte es tal para realizar cambios de imagen tan drásticos. Y asumir, públicamente que o cambias de forma global y de imagen o te cambian, es tanto como reconocer que tu legislatura no es buena y hasta tu mismo sabes que no mereces repetir.
No estoy hablando de que no necesiten cambiar la comunicación y adaptar su estrategia a una estrategia aparejada a sus necesidades (que son, no perder el liderazgo). Digo que dentro de todas las alternativas, la más desesperada, la que más revela las miserias y por tanto, la errónea, es la que han escogido de aparentar que lo cambian todo, incluso tocando un elemento básico a mantener en el tiempo y solo cambiar excepcionalmente y en ciclos largos, como es el logotipo, antes de jugar el partido.
Reconocer que o cambias o si no, pierdes. Que o te maquillas, o tu legislatura parecería lo que es: una mala legislatura por la que no merezco repetir.
Cuando una empresa tiene que hacer cambios drásticos antes del final de temporada, es cuando está a punto de desaparecer o previo a meterse en muchos problemas. En este caso, lo que el PP está a punto de hacer es perder su liderazgo, su cuota de mercado que lo colocaba como primero. No está en un momento de desaparición. En todo caso, optimismo y cambio de comunicación, menos agresividad, y mirada al horizonte: si es una buena estrategia. Pero sus medidas, sólo revelan al gran público general, que no van a ganar, y eso para ellos, es un problema más grande que el del Apolo 13. Para el resto, sin embargo, es toda una liberación. Sea así.

Jose Luís Bilbao no es el problema, a pesar de ser un problema. Una propuesta de cambio.

17 de junio de 2015

Que Jose Luís Bilbao sea miembro del Tribunal de Cuentas es una muestra más de las cosas que hay que cambiar en política.

No se trata de que Jose Luís Bilbao sea uno de los peores personajes que me encontrado en política a nivel personal: mal educado, ambicioso, soberbio, además de ideológicamente profundamente de derechas, y de lo peor que ha dado el nacionalismo.

Se trata de que quien ha ostentado un cargo de responsabilidad en el gobierno de una Diputación o en el Gobierno Vasco, independientemente de si es buena o mala persona, no debiera, al menos en diez años, ser miembro de un Tribunal como el de Cuentas. Ya que encima sea su exPresidente, pues clama el cielo.

¿Cómo puede hacer informes sobre su propia gestión? ¿Cómo lo puede hacer una persona sobre la que especialmente existen dudas de su gestión?

No se trata tampoco de demonizar la política. A mi me cuesta creer que los miembros del Tribunal, por oposición fuesen mejores. Podrían aprobar la oposición miembros proclives a un gobierno o contrarios y corromper el sistema igualmente. El espíritu de que elijan los partidos, trata de que el conjunto de dependientes se vigilen entre sí, creando una independencia. Pero lo cierto, es que los órganos que controlan otras instituciones, han perdido también legitimidad social, fruto entre otras, de las personas que eligen los partidos.

No podemos permitir estar al arbitrio de si los partidos eligen bien o no. Si después de 30 años de democracia, el equilibrio ha supuesto la sensación de "conchaveo", algo habrá que cambiar en la forma de elección para

1.- Garantizar unas mejores instituciones, especialmente aquellas que controlan otras instituciones
2.- Re-dignificar las instituciones y su legitimidad que, en democracia, debe emanar de la soberanía popular.

¿Cómo volver a dignificar las instituciones que deben controlar a otras instituciones con independencia y a su vez garantizar que no sea una falsa independencia de personas que tienen ideología a pesar de que no ser elegidos por un partido?

Una propuesta:

Lo primero poner una larga lista de incompatibilidades. Entre las que destacan, no haber sido en los últimos 10 años miembro de ningún gobierno de Diputaciones o Gobierno Vasco.

Lo segundo poner una larga lista, para cada institución, de curriculum necesario.

Lo tercero, cambiar el sistema de elección para hacer un equilibrio entre la voluntad popular, la independencia, y el conjunto de dependencias que se vigilan entre si:

a.- Los Grupos Parlamentarios con representación en el Parlamento Vasco tendrán derecho a un miembro en el Tribunal de Cuentas (dependencia vigilada). El total de miembros del tribunal deberá ser el triple de grupos parlamentarios.

b.- Los Partidos Políticos con representación en el Parlamento podrán proponer (por ejemplo) seis miembros más cada uno para ser candidatos.

c.- Cualquier ciudadano/a con ciertos estudios que tengan que ver con la institución en la que quieren ser elegidos, podrá solicitar participar como independiente.

d.- Todos/as los candidatos/as pasarán por una Comisión Parlamentaria en el que se someterán a preguntas de los parlamentarios sobre su curriculum e idoneidad y defenderán individualmente su candidatura. 

e.- Se someterán a votación ciudadana en listas abiertas, de tal manera, que la ciudadanía tendrá derecho a elegir si el Tribunal es de mayoría de un partido gobernante, si es de mayoría de independientes, o de si es de mayoría de un partido no gobernante, de tal manera que se corresponsabilizará de la decisión.

f.- Ningún partido o los independientes podrán tener la mayoría del órgano.

g.- El mandato será para seis años (legislatura y media)

Aplíquese este sistema o parecidos, a cualquier institución de control de otras instituciones. Es una idea, y se me acaba de ocurrir. Matizable, salvo la D y la F, que me parecen básicas para las nuevas instituciones.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

No quiero melancolía de un pasado mejor, quiero optimismo con un futuro que nos equipare a un gran pasado.

12 de junio de 2015


Bloggosfera

Si quieres que tu blog aparezca linkeado en La Tertulia, deja tu petición en un comentario, junto con la dirección y la bloggosfera a la que perteneces. ¡Ya hay 200 blogs en La Tertulia!

Perfil

Mi foto
Bilbao, Vizcaya, Spain
Soy Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas y tengo estudios de Periodismo. He hecho teatro amateur 10 años. He grabado algunos cortos. Soy Formador en Comunicación Política y Electoral. He sido tertuliano de la SER, Onda Vasca, Telebilbao y ETB. He sido Secretario General de JS Bilbao. He trabajado en el gabinete de prensa del PSE-EE y actualmente soy Secretario General de JSE-Egaz. Escribo, leo, veo cine... Como se ve, mi vida tiene bastante que ver con la comunicación. Estoy dispuesto a abrirme al mundo. ¿Está el mundo preparado para recibirme a mi?

Youtube PSE-EE

Loading...

Youtube PSOE

Loading...

Youtube Alainkov

Loading...
 
La Tertulia - Templates para novo blogger